Comparte nuestras noticias

Hacer obligatorios los planes de emergencia es una de las modificaciones legales que se está discutiendo para hacer más resilientes ante desastres las industrias sanitarias. En caso de emergencia, estas deben cooperar directamente con Onemi, las municipalidades y la Superintendencia de Servicios Sanitarios para asegurar el abastecimiento de agua potable a la población.

Fotografía de portada: embalse Puclaro, Región de Coquimbo. Créditos: Sebastián Baeza

En entrevista con Futuro Resiliente, el jefe de la unidad de gestión de riesgo de desastres de la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS), Sergio Barbera, habló sobre las fortalezas y desafíos del sistema sanitario chileno.

Cuando ocurren cortes generalizados en el servicio de agua, las empresas se ven habitualmente sobrepasadas, porque no están preparadas para instalar un gran suministro alternativo. La Superintendencia de Servicios Sanitarios tiene planes de suministros alternativos para situaciones como la de Osorno, con cortes de agua masivos y a veces prolongados. En esos casos, la empresa, en conjunto con el resto de la organización de protección civil como Onemi, el Municipio, se coordinan para instalar este sistema de suministro alternativo. El objetivo es asegurar que las personas tengan acceso a agua potable por cualquier medio posible.

Hoy, el marco legal en el cual se mueve el sector sanitario está en revisión. Después de 30 años, se está impulsando un ajuste al marco regulatorio para incorporar la gestión de riesgo de desastre, que no forma parte de la legislación vigente. Se incorporará la obligatoriedad de los planes de emergencia y temas tarifarios, entre otras modificaciones.

Un buen ejemplo de cómo la coordinación público-privada puede mejorar la resiliencia de las redes sanitarias se dio en 2019, en Calama. Ese año, las lluvias estivales provocaron un exceso de turbiedad en las fuentes de agua potable de la ciudad, que estuvo sin sin agua por dos días. Para solucionar el problema, se coordinó con la empresa sanitaria y el Ministerio de Obras Públicas la construcción de obras que conectaron el embalse Conchi (habitualmente destinado a riego) a la red de agua potable de Calama para casos de emergencia.

La entrevista completa y otros podcasts de nuestro especial sobre continuidad operativa estarán pronto disponibles en iVoox, Spotify y, por supuesto, en nuestro sitio web Conecta Resiliencia.

X